Estás en:

Detalle de Noticia

Nuevo estudio de Fundación Mutua y Fundación ANAR sobre el acoso escolar

Acoso Gr

27.04.2017

 

El II Estudio sobre acoso escolar y ciberbullying según los afectados constata el aumento exponencial de los casos en 2016

 

Los casos de acoso escolar se duplicaron en 2016 con respecto al año previo, según el II Estudio sobre acoso escolar  y ciberbullying desde la perspectiva de los menores afectados, realizado por la Fundación Mutua Madrileña y la Fundación ANAR. El nuevo informe es parte de la campaña de concienciación contra el acoso escolar puesta en marcha hace un año por ambas entidades y que incluye, además, iniciativas en centros escolares y redes sociales para acabar con esta lacra entre los más jóvenes. 

 

Los datos vuelven a refrendar la magnitud del problema del acoso escolar en España, pero muestran un avance en la denuncia, concienciación, visibilidad y resistencia al problema. Así, las víctimas y los testigos de acoso escolar se rebelan más. De hecho, más de la mitad de las víctimas y de sus compañeros y amigos (51,8% y 51,1%, respectivamente) se enfrentan al agresor, unos porcentajes que en el estudio previo rondaban el 21,2 y el 22,2% de enfrentamientos.

 

También el acoso escolar ha ganado en visibilidad en el último año y la víctima está “menos sola”. Esto significa que ha crecido el número de personas (adultas o menores, pero distintas al profesor) que conocen la situación de la víctima. Un 95,2% frente al 40,3% del estudio previo.

 

Estos avances en la visibilidad y denuncia del acoso se producen apenas un año después de que la Fundación Mutua Madrileña y la Fundación ANAR pusieron en marcha en redes sociales la campaña #NoBullying. Acabar con el bullying comienza en ti. La campaña se apoya en dos vídeos de impacto “Tu silencio” y “Tus risas” en los que se recrea una situación de acoso en la que el agresor se convierte en un ser monstruoso mientras perpetra su ataque y los compañeros, testigos del abuso, también se van convirtiendo en estos seres, por reír o callar la situación, enfatizando que, de algún modo, al no actuar son cómplices.

 

 

Puede consultar el estudio haciendo click en II estudio sobre el "ciberbullying" según los afectados